Fractal Web Admin

La Niebla

09 de septiembre de 1999

La niebla se cernió sobre nosotros nublando mi razón y aclarando mi conciencia. Su suave decaer en el ocaso brindó un magnífico y lóbrego espectáculo improbable en mi memoria, acentuado por la inmensa soledad del verde campo, aun húmedo luego de la tormenta.

Un melancólico abrazo, un tímido beso, un imperceptible adiós. Momento efímero e irrepetible aquel que ahora rememoro, aquel momento en el que caminé a tu lado por ese desolado lugar aun deseándote bajo el influjo mágico de un borroso atardecer.

Ahora la niebla cubre mi alma y embota mis sentidos, ahoga mis pensamientos y con su invisible poder, impulsa mi mano sobre el papel y produce esta extraña melodía de ilógica ejecución.

Manuel Herrera López
Powered By Fractal Web Admin CMS